Palau de la Música Catalana

Una de las bellezas arquitectónicas más apreciadas de Barcelona es claramente el Palau de la Música Catalana, situado en el elegante barrio del Born, en pleno centro de la ciudad.

Los colores del Palau resplandecen por el día con toda su luminosidad y no será difícil llegar a muchos pasillos y detenerse mirando hacia arriba para admirar el palacio. Pero es por la noche cuando el Palau cobra vida y regala una atmósfera de fábula, para descubrir tanto por fuera como tras sus puertas.

Palau de la Música Catalana

Qué es el Palau de la Música

El Palau de la Música Catalana es un asombroso teatro moderno de estilo único, nacido en el 1905 como sala de conciertos para promover la excelencia, la participación, el compromiso social y el catalanismo. Está gestionado por la fundación OC-PMC (Orfeó Català - Palau de la Música), que lleva adelante el proyecto de un discurso artístico propio, singular y genuino, con el centralismo de los coros (el de la Escuela Coral de Orfeó Català y el Cor de Cambra del Palau) y de la música contemporánea interpretada por artistas catalanes e internacionales.

Información útil para visitar el Palau

El Palau de la Música Catalana se encuentra en el Carrer Palau de la Música 4/6 de Barcelona, al cual se puede acceder desde la salida por la Calle Layetana de metro amarillo o rojo en la parada Urquinaona, o desde el Carrer de Sant Pere, viniendo desde el Born. El teatro permanece abierto todo el año.

Visitar el Palau de la Música

Es posible entrar en el Palau en cualquier momento del día, accediendo libremente por la entrada en la que está situado el bar. En lo que respecta a las visitas guiadas, en Español e Inglés. estas son posibles todos los días desde las 10 hasta las 15:30, cada 30 minutos. Durante los periodos de mayor afluencia, como la semana de Pascua, el mes de julio o el mes de agosto, el teatro permanecerá abierto hasta las 18 horas.

La visita del Palau de la Música durará 55 minutos. Si se quiere realizar una visita en otros horarios fuera de los establecidos, será suficiente con enviar una solicitud por e-mail (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) a la organización del Palau.

Una solución que permite ahorrar tiempo y cansancio es la de pedir ayuda al guía privado puesto a disposición por Barcellona.shop para todos aquellos a quienes les interese adquirir un servicio cómodo; una persona de confianza que te llevará a tus lugares preferidos en un recorrido totalmente personalizado. Él se ocupará de la reserva y te recogerá donde quieras para llevarte a visitar el Palau de la Música Catalana, con la garantía de que hablará tu idioma y te desvelará todos sus secretos.

Las entradas del Palau de la Música

La entrada individual cuesta 22 euros, los residentes pagan sólo 10 euros por la entrada, y para los niños de edad inferior a los 10 años, la entrada es gratuita.

También es posible aprovechar los descuentos reservados a los grupos numerosos: los núcleos familiares de 4 a 6 miembros pueden comprar un paquete por el importe de 50 euros, mientras que para algunas categorías de visitantes, se garantiza un descuento del 20%: se trata de números superiores a 25 personas, de poseedores del billete Aerobús, del Barcelona Bus Touristic, del City Tour, de la Barcelona Card, de la Ruta del Modernismo o, para finalizar, Walking Tour.

Para comprar las entradas existen diferentes opciones: la más rápida es por Internet: Entrada Palau de la Música, también se pueden pedir en una de las dos taquillas del Palau, abierta de lunes a sábado, desde las 9:30 hasta las 21 (domingos y festivos desde las 10 hasta las 15). A poca distancia, está la taquilla situada en el Carrer Sant Pere Més Alt, che permanece abierta desde las 9:30 hasta las 15:30. Para finalizar, es posible comprar las entradas también en la Rambla, en el Palau de la Virreina, número 9.

Interior del Palau de la Música Catalana
Interior del Palau de la Música Catalana
Los conciertos del Palau de la Música
Una forma alternativa de visitar el Palau de la Música Catalana es el de asistir a uno de sus sorprendentes conciertos. La programación es realmente heterogénea y cambia cada año: desde el trío de tenores que canta las canciones napolitanas acompañado de la orquesta sinfónica, al Gran Gala de flamenco; desde el violín hasta la guitarra desde el baile clásico hasta el gospel.
Los conciertos en el Palau de la Música Catalana cubren todo el arco del año, garantizando siempre a los residentes y turistas la posibilidad de asistir al menos a un espectáculo semanal en el interior del maravilloso palacio. El periodo en el que los conciertos son más frecuentes y se puede tener el privilegio de asistir a actuaciones de músicos internacionales de excepción es el invernal: en concreto los meses de octubre, noviembre y diciembre, la programación es intensa y variada.
Se pasa delos grandes conciertos de jóvenes y niños del Coro de Orfeo Català y de la Orquesta Sinfónica del Valles, a las exhibiciones solistas de pianistas, guitarristas, organistas de fama internacional. No faltan los cuartetos de arco y los grandes clásicos como Beethoven y Mahler, pero también conciertos innovadores como “The Music Awakens”, que pone en escena la música del compositor John Williams, celebre por haber hecho de banda sonora a las películas más famosas para los jóvenes de los años Ochenta.

¡Pero no sólo! Durante el año se proponen cíclicamente visitas guiadas por el interior del Palau, con un mini-concierto final. También para niños y padres hay muchísimas propuestas de workshop creativos, con visita anexa: desde laboratorios para futuras mamás en estado de buena esperanza, hasta las actividades musicales para los pequeños de 2 a 10 años. No faltan las conferencias y las entrevistas a los músicos acogidos por el majestuoso teatro y para las ocasiones de fiesta, como las navideñas, de semana santa, Halloween, la Diada o la se suelen organizar conciertos especiales.

Los horarios de las exhibiciones son generalmente nocturnas, aunque a menudo existen también actividades durante la tarde. No todos los días del año se dedican a conciertos, pero a menudo, en una misma fecha se prevén más eventos.

Espectáculos y curiosidades

Durante la Navidad de 2015, por ejemplo, salió en escena el gran concierto "La Música Contraataca": la actuación orquestal de las más famosas bandas sonoras realizadas por John Williams para las obras maestras cinematográficas de los años Noventa; ET, Indiana Jones, Superman, Jurassic Park e incluso Star Wars. Fue precisamente la famosa saga de fantasía la que inspiró la decoración del Palau, que para la ocasión fue invadida por las armaduras blancas de la guardia real y fue sede de batallas de caballeros Jedi con sus espadas láser, creando un mundo tan realista que se podría ver entra en escena al mismísimo Dart Vader. El concierto se volvió a organizar durante los años posteriores con el nombre de "The Music Awakens", como ya hemos explicado.

Cartel espectáculo La musica contraataca
Cartel espectáculo La música contraataca

Muchos más que un teatro: más allá del Palau de la Música

El Palau de la Música Catalana es mucho más que un teatro o de una sala de conciertos moderna: en su interior, de hecho, es posible encontrar también un rico centro de documentación, donde poder consultar el importante archivo musical a cargo del Orfeó Català. En la estructura se organizan además exposiciones temporales y actividades para niños.

El Palau de la Música ofrece además diferentes espacios para saborear su particular gastronomía: sobre todo, contiene un restaurante con una selección gastronómica de productos estacionales: además presume de un servicio de cátering creativo y moderno y para finalizar, cualquiera puede utilizar  el servicio de cafetería, situada en el Foyer (un espacio modernista situado en el recibidor del palacio) que continúa en la plaza externa cubierta por toldos en verano y calentita en inverno. A destacar en la oferta culinaria del Palau está el "Restaurante Mirador" que hace diferentes propuestas durante la semana o el fin de semana, para saborear mientras se mira desde lo alto la maravillosa fachada modernista de Domènech i Montaner.

Todos los días, desde las 10 hasta las 20:30 también es posible realizar compras de souvenirs en la tienda destinada a este fin, situado en el espacio modernista del Foyer.Los más tecnológicos estarán felices al saber que existe también una tienda online, donde es posible comprar algunos artículos de venta con envíos también fuera de España.

Bar del Palau
Bar del Palau
Los alrededores del Palau de la Música: los bares donde acabar la noche

No existe una buena exhibición o concierto que no se pueda continuar con un momento para compartir: las emociones vividas, los músicos extraordinarios músicos y el espectáculo, de la noche en general. Hablar de música, teatro y cultura en general es siempre agradable, especialmente en una ciudad artística como Barcelona. Para hacerlo, es bueno encontrar el lugar más adecuado, quizás recogido, íntimo o elegante... Y se da el caso que los alrededores del Palau de la Música se prestan a concluir la noche de esta forma.

El primero, es el local Tosca, situado justo frente a la entrada al Palau en el lado del Carrer Sant Pere Més Alt. Como marca de este bar de atmósfera elegante y a momentos un poco noir, la oferta principal es de "tapas y vino": aquí se puede consumir una típica comida catalana constituida por las famosas tapas, unto a un vaso de vino. También hay que probar los cócteles, especialmente los gin-tonics, que en Barcelona están muy de moda, sobre todo, porque es posible elegir qué tipo de gin y de tónica se quiere en la preparación... exactamente como en Tosca. Para las noches más intensas, aquí podrás probar también el típico licor de "hierbas", un digestivo a base de hierbas que encenderá las conversaciones.

Interior del Bar Tosca
Interior del Bar Tosca

Si se continúa por la calle, en dirección a Plaza Sant Pere, a la izquierda, encontraréis el Bar Pasaje (Carrer de Sant Pere més Alt), que ya por el nombre deja entrever que es especial. Se trata de un local casi secreto, por su posición en el interior de la escalera de un viejo edificio. Se accede entrando por el portón y se llega a un pasillo estrecho, donde la barra del bar y las mesas se colocan a lo largo, justo frente a los buzones del correo de los edificios. La atmósfera aquí es recogida, animada pero sin demasiado ruido, para o molestar a los inquilinos. A medianoche, de hecho, el local cierra sus puertas... ¡Mejor dicho, el portón!

Para conocer las otras atracciones del barrio del Born puedes leer el artículo dedicado, o consultar el artículo dedicado a las tapas de Barcelona. Puedes dejar que te acompañen por la ciudad nuestras acompañantes privados, o probar nuestros tours para visitar Barcelona...¡te toca elegir!

contentmap_plugin
 
Show comment form