El Barrio Gótico

Hablar del Barrio Gótico de Barcelona es como hablar de un mundo en sí mismo: un barrio que representa el centro histórico de la capital catalana, nacido como aldea romana y se convirtió en el principal fulcro del turismo actual, que lo reaviva cada día sin quitarle la fascinación misteriosa que lo caracteriza.

Barrio Gotico Barcelona
Barrio Gótico Barcelona

Cómo llegar al Barrio Gótico

El Barrio Gótico es parte del distrito de la Ciutat Vella de Barcelona, al que se puede llegar a pie desde el Raval, desde el Born y desde la Barceloneta o también con el metro a la parada Catalunya (línea roja L1 o verde L3), en la parada Liceu o Dressanes (línea verde L3) o  Jaume I (línea amarilla L4).

Las plazas del Barrio Gótico

La belleza más grande del barrio más antiguo de Barcelona y el laberinto de calles de los que se compone, en el interior en el que es fácil perderse, para poder llegar a una de las maravillosas plazas de las que está rodeado. La primera entre todas, la que se asoma a la Catedral de Barcelona: Plaça de la Seu y Plaça Nova, las cuales acogen muchísimos eventos durante el año como el Mercado de Santa Lucía decorados durante las festividades navideñas, además de diferentes festivales literarios y gastronómicos. A poca distancia de la catedral de Barcelona  está quizás la plaza más significativa de la ciudad: Plaza San Felipe Neri y su fuente de la tranquilidad fuera del tiempo representa un testimonio histórico de gran impacto emotivo. Dicha iglesia se asoma a la plaza mostrando las señales de los bombardeos durante la Guerra Civil Española, que provocaron la muerte de muchos civiles refugiados en el interior de sus muros, especialmente niños. Hoy, en el mismo lugar, nace un asilo conmemorativo que, con los dibujos coloridos expuestos en su interior, crea un contraste entre la vida y la muerte que deja a todos sin palabras. Otro aire se respira en la majestuosa  Plaza Real, a la que se accede fácilmente desde las Ramblas: si por el día el sol ilumina sus palmeras verdes y reaviva las charlas alegres de los turistas sentados en los numerosos restaurantes que acoge, durante la noche, la plaza no pierde su vida, transformándose en uno de los principios centros de vida nocturna de Barcelona. Para finalizar, para todos aquellos que quieran llevar a casa un souvenir original, se aconseja altamente una vista de la maravillosa Plaza del Pi, donde turistas y gente del lugar encontrarán una exposición de productos gastronómicos regionales, entre estos quesos, varios tipos de mieles, embutidos, jabones, perfumes, especias y creaciones artesanas: se trata de una buena ocasión para hacer compras interesantes o simplemente, curiosear entre los puestos. 

Catedral Barcellona
Catedral Barcelona

Qué hacer en el Barrio Gótico

Incluso los ateos y personas de diferentes confesiones religiosas deberían entrar en las maravillosas iglesias cristianas de Barcelona, muchas de las cuales nacen precisamente en el Barrio Gótico: la Catedral, la Basílica del Pi, la iglesia de San Felipe Neri son sólo las más famosas, pero merecen una visita también la iglesia de Sant Jaume, situada en el Carrer de Ferran 28, y la Basílica dels Sants Martirs Just i Pastor, que se sitúa en la plaza homónima. Caminar por un barrio tan rico en historia y cultura, será todavía más agradable cuando se descubran, en todos los ángulos, pequeños locales de gestión familiar con menús tradicionales y auténticos y tiendas artesanas donde comprar prendas únicas, joyas y otros pequeños objetos. Una de las fiestas más bellas de Barcelona, es la que cada febrero se celebra con la ocasión de Santa Eulalia, la antigua patrona de la ciudad, tiene lugar precisamente en el corazón del Barrio Gótico, que se decora para la ocasión con luces, sonidos y malabares, donde artistas de todo género se exhiben delante a los visitantes curiosos y los barceloneses que siempre acuden a un evento único en su especie.  

contentmap_plugin
 
Show comment form