Lo mejor del Raval 

El Raval tiene una fama un poco ambigua: considerado superficialmente un barrio "poco recomendable", esconde en sus calles muchísimas atracciones que van más allá de los edificios y de los museos. El Raval  es un barrio para descubrir paseando entre sus calles, que esconden lo mejor de su fuerte carácter popular.

Gato de Botero
Gato de Botero

Cómo llegar al Raval 

El Raval es uno de los barrios que forman parte del distrito de Ciutat Vella: tiene una posición central que está pegado a los barrios de Sant Antoni, del Barrio Gótico y de la Barceloneta. Las líneas de metro que llegan hasta él son la L3 verde (Liceu y Drassanes) y L2 violeta  (Sant Antoni); en Paral-lel pasan ambas.

El área cubierta del barrio del Raval
El área cubierta del barrio del Raval

Lo mejor del Raval

Lo mejor que se puede hacer en este barrio es pasear por sus calles, dejándose llevar por los aromas étnicos de las tiendas alimentarias árabes del Carrer de Sant Antoni, hasta la maravillosa Rambla del Raval, con sus palmas y la inconfundible (y enorme) estatua del Gato de Botero, atracción fotografiada por muchísimos turistas. Porque el Raval es un barrio para descubrir, a menudo erróneamente etiquetado como "peligroso". Por supuesto, por la noche es mejor siempre moverse en compañía de alguien, pero más por la elevada presencia de personas ebrias (el barrio está lleno de vendedores ambulantes de cerveza) que por un peligro real. En el Raval hay mucha pobreza, evidente si se entra en el maravilloso jardín interno de la Biblioteca de Catalunya,  accediendo desde el Carrer de l'Hospital o desde el Carrer del Carme: aquí la belleza arquitectónica del lugar, colorido por los naranjos, desde una fuente o un bar abierto, acoge a muchos sin techo que se refugian en la tranquilidad de la corte para dormir o tocar melancólicamente la guitarra.  Al mismo tiempo, el Raval es sede también de muchas asociaciones de caridad, como el  Comedor Social promovido por la asociación llamada Amor Gratis, que cada mañana sirve el desayuno a decenas de pobres en el Carrer Robador. Otra calle muy característica del barrio es Carrer dels Tallers, perfecta para los amantes de la música y de los discos de autor: se trata de hecho, de una de las paradas previstas en el itinerario en la música de un día, que encontrarás en esta misma página.

Atracciones del Raval

Entre las principales atracciones del Raval se encuentra el  Gran Teatre del Liceu, situado en la Rambla en el número 51. Aquí será posible asistir a grandes espectáculos puestos en escena por artistas, bailarines, músicos, entre los mejores del panorama internacional (reservando la entrada con una cierta antelación). Otra atracción del barrio es el Palau de la Virreina, que se sitúa en el número 99 de la Rambla y acoge en su interior el Instituto de la Cultura de Barcelona. Se trata de una entidad pública querida por el Ayuntamiento de la ciudad, con el fin de promover e incentivar las actividades culturales de la ciudad, dentro de las cuales se incluye la programación de "La Virreina Centre de la Imatge".

Una imagen de gran efecto es seguramente la mostrada en la fachada principal del Palau Güell, una porción de la maravillosa atmósfera que se respira en el techo, donde es posible asistir a conciertos envolventes. Para los amantes de la buena comida y de los ambientes efervescentes es obligatorio para finalizar, pasar por el colorido Mercado de la Boquería, que se encuentra en la  Rambla.

Los museos  del Raval

El Raval es también rico en museos, como el Museo Marítimo, donde es posible dar vueltas entre veleros de madera de dimensión real, pequeñas barcas y motos de agua, y  también documentos que son un testimonio de una parte importante de la historia de Barcelona, aquella unida al mar. De otra época se trata cuando se habla del  MACBA y del CCCB, dos interesantes museos que hablan del arte contemporáneo con exposiciones siempre nuevas e instalaciones interactivas. Para finalizar, el Museo de las ilusiones de Barcelona, situado en el Carrer del Pintor Fortuny 17, divertirá a los turistas de todas las edades. 

Si tienes miedo de perderte o quieres una ayuda con el  español, ¡pide a tu guía privado de Barcellona.shop que te acompañe en un interesante tour privado por el Raval!

contentmap_plugin
 
Show comment form